Controlar la ansiedad con la comida

Controlar la ansiedad con la comida

Controlar la ansiedad con la comida

No hay comentarios en Controlar la ansiedad con la comida

controlar la ansiedad con la comida

Controlar la ansiedad con la comida

¿A quién no le ha pasado alguna vez comer por ansiedad a pesar de no tener hambre? Aunque nos cueste creerlo  es más común de lo habitual en la población. A lo largo de este artículo, mencionaremos las posibles causas por las que puede ocurrir, e intentaremos dar solución para controlar la ansiedad con la comida en esos momentos en los que casi parece inevitable comer todo lo que se nos antoja.

La ansiedad en la comida puede deberse a múltiples factores como por ejemplo estrés en tu vida, en el trabajo, etc. En este caso, nos centraremos en la proveniente de llevar a cabo alguna dieta.

Es lógico que mentalmente sientas una contradicción cuando estás comiendo saludablemente o siguiendo alguna dieta para bajar de peso. Por un lado, te sientes bien porque sabes que estás haciendo lo correcto para mejorar en salud (siempre teniendo en cuenta que hablamos de dietas saludables realizadas por un dietista-nutricionista). Sin embargo, a muchas personas les ocurre que simplemente la palabra “dieta” les crea ansiedad reflejada en “falsa hambre”. Es entonces cuando sentimos la necesidad imperiosa de comer a pesar de no tener hambre. Si alguna vez te ha ocurrido esto, no te asustes, lo único que tienes que hacer es consultarlo con tu dietista-nutricionista para que éste le ponga solución.

Lo que ocurre es que en la mayoría de las ocasiones cuando sentimos ansiedad precisamente no comemos productos saludables, más bien todo lo contrario, productos que nos proporcionan placer pero que sabemos que no son recomendables para nuestro organismo ni posiblemente para nuestro objetivo.

A continuación, os proponemos algunas soluciones o recomendaciones para combatirla.

Haz todas las comidas

Cuando por razones de trabajo o simplemente hábitos nos saltamos las comidas pautadas, mandamos señales hormonales a nuestro cerebro constantemente alertando que se acerca la hora de comer por lo que es inevitable sentir más ansiedad cuando llegue ese momento. La hora en la que sentimos la ansiedad suele variar, pero en la mayoría suele ser antes del almuerzo o por la noche antes de cenar. Es muy importante diseñar una correcta media mañana como merienda ya que evitará llegar a la siguiente comida con ansiedad. De igual manera y por el mismo motivo, saltarse el desayuno nunca será recomendable.

Llena la nevera de frutas y verduras

Las verduras y frutas son alimentos muy importantes para nuestra salud. En nuestro organismo tienen grandes beneficios como un aporte directo de  vitaminas, minerales, agua, fibra. ¿Has probado algunas verduras y no te gustan? No importa hay otras verduras que contienen el mismo beneficio, puedes probar a cocinarla de formas diferentes. Recuerda que tienen gran poder saciante y te ayudarán a combatir esa ansiedad y falsa sensación de hambre.

Ten siempre a mano fruta

Siempre será la mejor opción cuando sintamos este deseo o tengamos hambre entre horas. Es un alimento rico en vitaminas y fibras con lo cual no importa si nos tomamos una o dos piezas de frutas. (Si nuestro objetivo es la pérdida de peso, siempre será más recomendable frutas con alto contenido en agua como por ejemplo la sandía).

Intenta comer despacio

A medida que ingerimos los alimentos, nuestro estómago se va hinchando y manda señales hormonales a nuestro cerebro alertando que estamos recibiendo comida y nutrientes. Con lo cual si comemos de golpe, el estómago no tendrá tiempo de alertar que ya estamos llenos.

Bebe suficiente agua

La hidratación es fundamental para nuestra salud y además está diseñada para ayudarnos a eliminar sustancias toxicas de nuestro organismo, por lo que a ser posible lo más recomendable es beber agua en lugar de cualquier tipo de refresco.

Realiza ejercicio, ¡sal a pasear o despejarte!

Al hacer deporte liberamos unas hormonas que nos hacen sentir bien. Hazlo, ¡SAL! ¡DESPÉJATE! Salir a pasear, andar, correr y tomar el aire hará que te relajes y baje tu ansiedad. Es recomendable hacerlo en cualquier tramo del día y todos los días, crea el hábito. Ve a la montaña, la playa, ten contacto con la naturaleza. Salir de casa no tiene porqué ser salir siempre a comer o a beber.

Ya sabes, utiliza siempre estas herramientas, tener ansiedad no es malo, lo malo es no poder controlarlo. Esperamos que os haya gustado, cualquier duda, podéis escribirnos al email de nutricionistasadn@gmail.com.


Podéis encontrar más artículos de interés acerca de nutrición, salud y prevención en el siguiente enlace «Artículos de interés».


Si te ha gustado este artículo, síguenos dándole a «Me gusta» en nuestra página de facebook y compártelo.


 a

Jesús Torrecilla.

Dietista-Nutricionista

ADN | Clínica de Nutrición y Dietética

Related Posts

Escribe un comentario...

Déjanos tu Opinión

Suscríbete a mi Blog

Info

Lunes a viernes de 9.30 - 13:30h y de 17:00 - 20.30h
nutricionistasADN@gmail.com
646 44 86 86
Avda de Nazaret 13, Jerez (Cádiz) Maps

Volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies